Infotortuga - Portal especializado en tortugas

 
Inicio > Artículos > Tipos de rampas

Tipos de rampas para acuarios y estanques

Este artículo está dedicado únicamente a los distintos tipos de rampas que podemos instalar en nuestros acuarios y estanques para permitir a las tortugas tomar el sol o acceder a la zona terrestre.


ACUARIOS

Para los acuarios podemos aplicar varios tipos de rampas:

- Rampas que ya van en la tortuguera: Si compramos acuarios pensados para tortugas (también llamados tortugueras), ya suelen llevar una rampa. Hay que ir al tanto con este tipo de rampas, pues no siempre son adecuadas para las tortugas.
Hay algunas rampas hechas de materiales sintéticos que se despegan con el tiempo. Tampoco se recomienda comprar tortugueras con rampas muy planas, ya que a las tortugas les cuesta mucho subirse a ellas si el nivel del agua es bajo, y si el nivel es alto no queda ningún lugar totalmente seco.
Existen también rampas (con un material que parece césped) que tienen como soporte dos cristales en forma de "L" y que no van pegadas a la tortuguera. Estas rampas van muy bien puesto que tienen dos partes: una totalmente horizontal, y una rampa que llega casi al suelo. Con esta distribución, las tortugas pueden subir por la rampa sin ningún problema. La única pega es que al ir apoyadas al suelo, solo sirven para peceras de un tamaño concreto (con una altura de agua máxima).

Ejemplo de rampa demasiado horizontal. A las tortugas les es difícil subir y no queda una zona totalmente seca (Foto cedida por Enrique Velasco) Este es el ejemplo de una tortuguera con rampa móvil. Como se puede observar, las tortugas pueden subir sin ningún tipo de problema.
 
Esta es una tortuguera de las que se pueden encontrar en las tiendas. La rampa no va fijada en las paredes del acuario, si no que tiene una base de cristal en forma de "L". Tiene dos partes diferenciadas: la horizontal y la que sirve de rampa.  

- Rampas especiales que venden en los comercios: Hay algunas rampas, como la Turtle Dock de ZooMed, que son muy prácticas. Llevan dos soportes de metal con ventosas. Se pueden pegar en una de las paredes del acuario a la altura deseada.

Ejemplo de rampa Turtle Dock. Se pega en la pared del acuario mediante ventosas. (Foto cedida por Berta)

- Rampas improvisadas: Hay muchas más opciones para hacer rampas nosotros mismos.
Podemos utilizar troncos (se debe ir al tanto en que sean especiales para acuario, ya que si no ensucian mucho el agua), rocas, ...
Otra opción es utilizar corteza de corcho (u otras cortezas flotantes). Hay que vigilas en que sean anchas y grandes, para que no puedan voltearse al subir las tortugas.

 

ESTANQUES

Para los que mantienen a sus tortugas en estanques al aire libre, también existen múltiples opciones para permitir a las tortugas acceder a la zona terrestre.

- En estanques hechos de hormigón y cemento, lo más recomendable es hacerlo ya con una rampa incluida.
Básicamente hay dos opciones: Hacer los bordes muy bajos y suaves, de manera que las tortugas puedan subir fácilmente, o bien hacer en una parte del estanque una pequeña rampa de cemento.
Si en el estanque deben vivir tortugas que no sean buenas nadadoras (Kinosternon, Sternotherus, ...), deberá haber una rampa que llegue hasta el fondo del estanque, de tal forma que las tortugas puedan salir caminando por el fondo.

Rampa en un lado del estanque (Foto cedida por Capitán Caimán) Otro ejemplo de rampa en una parte del estanque. Como se puede observar, las tortugas pueden salir sin ningún problema
Pequeña rampa de cemento En este estanque los bordes son bajos y suaves, lo que permite a estas Mauremys leprosa salir sin problemas

- Rampas hechas con troncos y malla: Es un método muy simple y efectivo. Solo debemos coger dos troncos largos y ponerlos de forma paralela. Entre ellos ligamos una malla de plástico (con agujeros no demasiado grandes). Ponemos la estructura apoyada en un borde del estanque, y el otro extremo en el fondo.

Ejemplo de rampa hecha con malla en la parte izquierda de la imagen

- Troncos y rocas: Es una muy buena opción para estanques, ya que parece muy natural y cumple sin problemas su objetivo.
Los troncos pueden ensuciar el agua, pero si el estanque es de un buen tamaño, no se notará mucho.

Ejemplar de Emys orbicularis tomando el sol en una piedra Los troncos son una buena opción para tener rampas muy "naturales"
 
Ejemplar de Emys orbicularis subida en un gran tronco  

Artículo escrito por: Enric Pàmies

 


Infotortuga © 2005-2009 - Enric Pàmies Pallisé
Prohibida su reproducción total o parcial
sin la autorización del autor.