Inicio > Zona de cría > Nacimiento y mantenimiento de crías de Trachemys

Nacimiento y mantenimiento de crías de Trachemys

En este artículo podréis observar como son los nacimientos de crías de Trachemys scripta elegans de forma natural (sin incubar artificialmente) y os explicaremos también como se deben mantener los neonatos de esta especie.
Tanto el nacimiento como el mantenimiento de esta especie es el mismo que para el resto de tortugas del género Trachemys.

Nacimiento
Cuando los huevos se dejan incubar de forma natural (por lo que no se manipulan en ningún momento) en climas mediterráneos y templados como los de la mayor parte de España, las crías suelen pasar casi 10 meses en el nido antes de salir al exterior. Las puestas suelen realizarse entre mayo y julio, y las crías acostumbran a nacer entre marzo y junio (aunque en algunos veranos muy calurosos las crías han llegado a nacer en septiembre del mismo año en que se realizó la puesta). Debido a las temperaturas no muy elevadas de nuestro país las tortugas se ven obligadas a esperar dentro del nido hasta que la temperatura sea la más adecuada.
Normalmente los primeros nacimientos se producen en marzo, en días muy cálidos y normalmente después de algunas lluvias (ya que de esta forma la tierra está más blanda y es más fácil hacer un agujero hacia el exterior).
Lo primero que se aprecia desde el exterior es un agujero muy delgado, de apenas 1 cm de anchura. Este agujero lo provoca el movimiento de las crías en el nido, lo que implica que están preparándose para salir. La cría más valiente del nido es la primera en excavar el túnel de salida, y probablemente se tratará de uno de los ejemplares más fuertes.
Una vez fuera del nido acostumbran a buscar escondites entre plantas y hierbas (que sean muy húmedos) y poco a poco se van desplazando a buscar el agua (lo que puede costarles unos cuantos días).
Se recomienda cercar las zonas de puestas para evitar que las crías se dispersen por todo el recinto.
 

Primer agujero creado por la filtración de agua Primer ejemplar sacando la cabeza
Tortuga saliendo del nido Dos tortugas más se abren paso
Poco a poco van saliendo todos los ejemplares Una vez fuera, buscarán una zona húmeda y resguardada
Filtración provocada por el movimiento en otra puesta Tortugas saliendo del nido
Ejemplar lleno de lodo abriendo camino (se trata de una puesta distinta a las dos anteriores) Detalle de las crías dentro del nido


Mantenimiento de los neonatos

Al nacer estas tortugas suelen medir entre 2'8 y 3'5 cm. Los ejemplares recién nacidos podrán mantenerse en un acuario con al menos 10 cm de profundidad de agua (los recién nacidos nadan sin problemas). Será necesario al menos durante su primer año de mantenerlas con calentador a 24-26ºC, y será indispensable poner una rampa que les permita salir a tomar el sol. Se recomienda también el uso de pastillas de calcio cada 1-2 meses (las venden en las tiendas de mascotas) y también es aconsejable poner algunas piedras o plantas donde las tortugas se esconderán cuando lo necesiten.
Se pueden alimentar ya con pienso para tortugas. Las crías probablemente no empezarán a comer hasta pasadas una o dos semanas.

Si los neonatos se dispersan por el recinto será complicado encontrarlos entre hierbas y plantas 9 tortugas nacidas de un mismo nido
Se recomienda cercar la zona de puestas para encontrar las crías con mayor facilidad Si ponemos algún plato de maceta con agua en el recinto, las crías encontrarán más fácilmente un punto de agua
Tamaño de una cría recién nacida (3 cm) comparado con el de su madre (22 cm) Cada hembra puede llegar a tener hasta 25 crías
Durante el primer año deberemos mantener el agua a 24-26ºC. El calentador será indispensable en los meses más fríos. Pastilla de calcio
Un fósil puede ser un elemento decorativo y un posible escondite para algunas tortugas La rampa será también indispensable


Estas especies se pueden criar con cierta facilidad. Debemos pero tener en cuenta que por cada hembra pueden llegar a nacer más de 25 crías, por lo que al final es posible que no sepamos qué hacer con tantas tortugas.
Se puede evitar la reproducción teniendo en el estanque únicamente hembras, o bien desenterrando las puestas el mismo días que han sido hechas (se ve claramente un bulto de tierra húmedo) y deshaciéndonos de los huevos (en este momento en los huevos todavía no hay ni el principio de un embrión, ya que todavía no ha empezado el proceso de crecimiento).


Artículos relacionados:

Puesta de las Trachemys scripta elegans
Reproducción natural de Trachemys scripta elegans
Ficha: Trachemys scripta

 

Infotortuga © 2005-2009 - Enric Pàmies Pallisé
Prohibida su reproducción total o parcial
sin la autorización del autor.