Inicio > Instalaciones > Instalaciones para Trachemys y similares

Instalaciones para tortugas de los géneros Trachemys, Pseudemys, Chrysemys, Graptemys, Mauremys y Emys

Las especies que engloban estos géneros son las que más habitualmente suelen tener los aficionados.
Es también muy habitual que en las tiendas se informe mal o, directamente, no se informe acerca de las necesidades de espacio e instalaciones que requieren estas tortugas.

Cuando son pequeñas se deben tener al interior de casa, a una temperatura constante todo el año de 24-26 ºC. Para eso será necesario en invierno instalar un calentador.
Estas tortugas se deben tener en acuarios de cristal, con al menos 10 cm de profundidad de agua, con una rampa para salir del agua, un cristal para evitar las fugas, u calentador, un termómetro para observar la temperatura, un filtro (opcional) y deben tener luz, o bien natural o lámparas especiales para reptiles.
En la mayoría de tiendas tienen todo este material.
No es nada recomendable las pequeñas tortugueras con la palmerita, pues no tienen casi agua para nadar.


Si se quieren tener las tortugas toda la vida en el interior de la vivienda (estas tortugas llegan a medir 25 cm) es altamente recomendable comprar desde un principio un gran acuario donde quepan bien el número de tortugas que queráis tener. Al menos será necesario que tenga 40 cm de profundidad, más de 50 cm de ancho y cuanto más largo mejor.
En este caso sí que es aconsejable el filtro y la luz especial para tortugas, a parte del material mencionado.
Si se quiere que las tortugas se reproduzcan será necesaria una zona bastante grande con tierra seca para depositar los huevos. Deberá haber más de 15 cm de profundidad de tierra. Si no, con tener alguna rampa o troncos para salir a tomar el sol será suficiente.
El agua debe ser sin cloro, pues éste puede afectar a los ojos de las tortugas.

Estas especies viven muy bien al exterior, y la mayoría de ellas aguantará también el invierno. Las tortugas que sean tropicales no deben hibernar, por lo tanto deberán tener también un acuario dentro de casa con calentador.
Las subespecies de Trachemys scripta, Pseudemys concinna, Chrysemys picta y las especies Graptemys pseudogeographica, Graptemys kohni, Mauremys leprosa y Emys orbicularis son muy resistentes al frío.
Cuando estas especies midan menos de 10 cm de largo pasarán todo el año al interior sin hibernar. Cuando midan entre 10 y 15 cm, podrán pasar parte del invierno en el estanque exterior y los 2 ó 3 meses más fríos se guardarán en un lugar un poco menos frío (garaje, bodega,...) para que hibernen con temperaturas no tan bajas. Cuando midan más de 15 cm, y por lo tanto tengan un volumen considerable, podrán pasar todo el invierno al exterior, aguantando incluso a 0 ºC con el agua helada. En estos caso se deberá retirar el hielo rápidamente, pues necesitan salir a respirar.

El estanque puede estar hecho con lona de plástico, con cemento especial o bien de esos que venden prefabricados.
Debe ser lo más grande posible, y debe tener una rampa o playa para que las tortugas puedan salir. La parte más profunda debe tener por lo menos 50 cm de profundidad.
Se debe cercar la zona para las tortugas, pues estas se escapan con facilidad. Las esquinas son las zonas que deben ser más seguras.
Es necesario que haya un buen trozo con tierra seca, para que las tortugas puedan poner huevos. Nunca pongáis arena, pues no les va bien ese tipo de sustrato.
Podéis poner plantas y árboles, siempre que no sean venenosos.
Si plantáis lirios de agua, es probable que se los acaben comiendo.

El agua se deberá cambiar por lo menos una vez a la semana.

Éste es un acuario completo para tortugas acuáticas. (Foto cedida por Enrique Velasco) Un estanque al aire libre les permitirá vivir más cómodamente.

 

Infotortuga © 2005-2009 - Enric Pàmies Pallisé
Prohibida su reproducción total o parcial
sin la autorización del autor.