Inicio > Especies > Chelidae > Chelus fimbriatus
 

Chelus fimbriatus  (Schneider, 1783)  
Tortuga Mata mata
Inglés: Matamata
Alemán: Fransenschildkröte / Mata-mata

Chelus fimbriatus - Tortuga matamata
Chelus fimbriatus

 

Taxonomía: Pertenece a la familia Chelidae, y es el único representante del género Chelus. No existen subespecies.  

Especies similares: Al ser una especie única en su género, no hay especies muy similares. Puede parecerse un poco a la tortuga aligátor (Macrochelys temminckii) y a la tortuga mordedora (Chelydra serpentina), en cuanto a agresividad y alimentación.

Morfología: Nos encontramos ante una especie excepcionalmente extraña. Suele ser de color marrón, más claro o más oscuro dependiendo de cada ejemplar. Tiene el cuerpo bastante plano, y los escudos tienen unas puntas que sobresalen en su centro. Tiene tres quillas longitudinales, y los escudos marginales terminan en punta, haciendo que el caparazón se asemeje a una hoja. El plastrón es más claro, y presenta unos dibujos oscuros resiguiendo las líneas que separan las placas.
La cabe
za es también plana, casi del mismo color que el caparazón. Tiene muchísimos apéndices que le salen del cuello, y la cabeza es triangular. El cuello es bastante largo, como es habitual en la familia Chelidae. Tiene unas patas fuertes, bastante palmeadas.
En su conjunto, esta tortuga es casi invisible en el fondo de un lago, cosa que aprovecha para cazar sus presas.
Existen dos variedades: la del Orinoco y la del Amazonas. La variedad del Orinoco habita en algunas zonas de Colombia y Venezuela, en las cuencas del Orinoco, y presenta una coloración del plastrón mucho más clara y los juveniles presentan un caparazón más llamativo. La variedad del Amazonas habita en una gran parte del Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana, Surinam y Guyana Francesa.

Las Chelus fimbriatus tienen una forma muy característica, que les permite camuflarse en los fondos de los lagos (Foto cedida por Feliciano Esteban)

Su cabeza tiene una coloración oscura por la parte superior (Foto cedida por Nuhacet)

El caparazón es plano, pero en el centro de cada escudo tiene una formación que sobresale (Foto cedida por Taipan Alejandro) Su cabeza es muy extraña, y es bastante plana (Foto cedida por Mauremys)
Chelus fimbriatus (Foto cedida por Mauremys) Esta tortuga, como podéis ver, tiene un aspecto realmente extraño (Foto cedida por Mauremys)
Parte inferior de la cabeza
(Foto cedida por Mauremys)
Su caparazón está adaptado para camuflarse en los fondos de los ríos (Foto cedida por Mauremys)
La cabeza tiene forma triangular
(Foto cedida por Mauremys)
Éste es un buen acuario para mantener estas tortugas (Foto cedida por Mauremys)
La parte ventral de la tortuga es mucho más colorida (Foto cedida por Mauremys) Estos animales, aunque no suelen ser agresivos, se deben coger adecuadamente
(Foto cedida por Mauremys)
Vista del plastrón (Foto cedida por Mauremys) Es un animal tan raro que en esta imagen cuesta hasta encontrar donde está la cabeza.
(Foto cedida por Mauremys)
Aquí vemos una Chelus fimbriatus al acecho de una presa (Foto cedida por Mauremys) Ejemplar de gran tamaño de tortuga mata mata

 

Si tenéis más fotos de esta especie o deseáis compartir información, podéis mandar un e-mail a: infotortuga@gmail.com

Dimorfismo sexual: No es fácil diferenciar ambos sexos. En los machos se puede observar que el plastrón es un poco más convexo y la base de la cola es más ancha.  

Tamaño: Los ejemplares adultos pueden llegar a alcanzar hasta los 40 ó 45 cm de largo.

Distribución: Habita distintas zonas de Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana, Surinam y Guyana Francesa.

Hábitat: Esta especie habita lagos, estanques y otras zonas acuáticas de corriente lenta, con mucha vegetación y fondos fangosos.

Mantenimiento: Para tener adecuadamente esta especie se debe poseer un gran acuaterrario, con 4/5 partes de agua. El fondo debe ser de arena, como el empleado para tortugas de caparazón blando.
La temperatura ideal ronda los 23-26ºC todo el año. No deben hibernar.
Pueden tener varios ejemplares juntos, pero sólo si el acuaterrario es muy espacioso.
Deben tener una rampa para acceder a la zona terrestre, que utilizan básicamente para la puesta.

Alimentación: Es una tortuga carnívora, que suele preferir presas vivas. Se debe intentar acostumbrarla a comer animales muertos, como peces o ratones.
Es recomendable darle de vez en cuando presas vivas.
Tanto en presas vivas como muertas, se debe variar lo máximo posible: peces de distintas especies, ratones, lombrices o corazón de ternera.
Tiene un sistema de caza infalible: se queda quieta en el fondo, medio enterrada. Cuando acude un pez atraído por los apéndices de su cuello, la tortuga lo absorbe hacia su boca.

Comportamiento: Son unos animales muy tranquilos, que permanecen la mayor parte del tiempo en el fondo del acuario, excepto cuando van de caza.
No acostumbran a salir a tomar el sol. Sólo saldrán a la zona terrestre para realizar su puesta y poco más.
No realizan letargo, pero en libertad es posible que tengan un periodo de estivación.

Reproducción: Se han reproducido varias veces en cautividad.
La puesta está formada por 10-20 huevos esféricos, de 3'5 cm.
La puesta la realizan en la zona terrestre, donde enterrarán los huevos normalmente de una sola vez.
La temperatura de incubación ronda entre los 25 y 29 ºC, y los huevos eclosionan
pasados 180-200 días.

Problemática: El principal problema con que nos encontraremos es que estos animales son muy agresivos.

Legislación: Es una especie que no está protegida. Se puede vender libremente.

Artículos relacionados:
Alimentación de la tortuga mata mata
Instalaciones para la tortuga mata mata

 

Infotortuga © 2005-2010 - Enric Pàmies Pallisé
Prohibida su reproducción total o parcial
sin la autorización del autor.